Bolsonaro justificó cese de pago de salarios por hasta cuatro meses

Alegó que "es mejor que ser despedido", y anunció que el Estado subsidiará a los afectados. Se podrá suspender a trabajadores por 120 días.


Mediante un decreto, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, permitió a las patronales suspender contratos y dejar de pagar salarios a los trabajadores por hasta cuatro meses bajo el argumento de que "los empleos están siendo exterminados" por la pandemia del coronavirus. "Es mejor que ser despedido", justificó.

"No se puede entrar en pánico, estamos haciendo todo lo posible porque el pánico es más grave que la enfermedad. No tenemos cómo evitar los efectos del coronavirus", afirmó Bolsonaro a la prensa esta mañana a la salida del Palacio de la Alvorada.

Posteriormente, en un texto publicado en su cuenta de la red social twitter, Bolsonaro aclaró que los trabajadores cuyo contrato sea suspendido "recibirán ayuda por parte del Gobierno durante los próximos cuatro meses", consignó O Globo.

"Aclaramos que el referido decreto, al contrario de lo que diseminan, resguarda la ayuda posible para los empleados. En vez de ser despedidos, el gobierno entra con ayuda en los próximos cuatro meses, hasta el regreso normal de las actividades del establecimiento, sin que exista despido del empleado", dijo en Twitter.

El mandatario brasileño firmó el decreto provisorio que permite la suspensión de los sueldos a pedido de un grupo de empresarios amigos que los respaldan en las redes sociales. Estará en vigor por 60 días y puede ser confirmado o rechazado por el Congreso.

Sin salario, la empresa deberá mantener beneficios extras -como ticket de alimentación o seguro médico- de los empleados confinados que no puedan hacer teletrabajo y ofrecer cursos de capacitación online.

La negociación individual entre empleado y empleador tendrá más fuerza que los convenios colectivos de trabajo, y el empleador tendrá libertad durante el período estimado para la duración de la crisis del coronavirus a pagarle lo que quiera al empleado, si es que está dispuesto.

El decreto provisorio incluye la anticipación forzada de vacaciones, francos compensatorios y suspenden las obligaciones de las empresas en cuestión de salubridad.

La imagen de Bolsonaro, cada vez peor
Irritado, Bolsonaro contestó preguntas de periodistas sobre la encuesta de Datafolha en la cual la popularidad del presidente se encuentra por debajo de los gobernadores y su ministro de Salud, Luiz Mandetta, a raíz de cómo han encarado la crisis del Covid-19. "Preguntarme sobre una encuesta hoy es antipatriótico, infame, si no les gusta váyanse", cuestionó.

Bolsonaro es aprobado en esta crisis por el 36% de la población, el ministro de Salud, Luiz Mandetta, tiene el 55 por ciento, y los gobernadores en general un 54 por ciento, siendo que ninguno baja del 51%.

"Me importa un bledo que el ministro tenga mayor popularidad, eso no es una pregunta a la altura del riesgo de Brasil. Algunas autoridades están dando remedio en exceso", se quejó Bolsonaro, contra las medidas de los jefes estaduales, que se han convertido, sin excepción, en los dueños de la iniciativa contra el coronavirus.

Fuente: BAE Negocios

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

Alberto Fernández: "Los chicos seguirán sin ir al colegio"

El viernes comienza el pago del Ingreso Familiar de Emergencia

Los artículos firmados con créditos de otros sitios no expresan necesariamente la opinión de este sitio web, lo cual hace que este medio no se responsabilice por notas difundidas por otros portales. Aural FM 88.3 MHz - www.auralenvivo.com autoriza la reproducción de sus notas sólo si se cita la fuente.