Docente mburucuyana brindó lugar en su casa a las afueras de la capital inglesa hasta que puedan encontrar vuelos hacia la Argentina

“Cuando estás lejos y en las malas, se nota aún más la solidaridad de los correntinos”. Sergio Ríos es un joven correntino de 31 años que vive en Alemania, pero desde la semana pasada se encuentra con su madre varado en Londres.


Cuando se encendieron las alarmas sanitarias británicas por coronavirus, ambos recibieron cobijo y asistencia de parte de una docente mburucuyana y su familia que viven en las afueras de la capital inglesa. Ahora aguarda la manera de que su mamá pueda regresar de forma segura a la Argentina.

A más de 10 mil kilómetros de su Corrientes Capital natal, Sergio Emmanuel Ríos Rodríguez está varado en Londres con su madre y, en el medio de la crisis a escala monumental que afronta Europa por el coronavirus, fueron asistidos por una docente mburucuyana que les brindó lugar en su casa a las afueras de la capital inglesa hasta que puedan encontrar vuelos hacia la Argentina. Entre la solidaridad correntina y la incertidumbre del futuro, el joven de 31 años brindó su testimonio sobre la situación actual de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, las dificultades para volver tanto al continente europeo como a América y la mano siempre solidaria de los compoblanos dispuestos a ayudar ante una de las peores adversidades a escala global contemporáneas.

El coronavirus se expandió por el mundo a una velocidad sin precedentes poniendo a prueba no sólo al sistema sanitario mundial, sino también a la población de cada rincón de la Tierra ante la incertidumbre de lo desconocido. Mientras Europa se convirtió en uno de los focos más golpeados por el covid-19, un correntino que vive en Alemania y su madre que fue de visita, vieron truncas sus vacaciones cuando se encontraban en Londres a punto de partir en recorrida hacia varios países.

“Desde mediados del año pasado vivo en Stuttgart, Alemania, pero el miércoles 11 de marzo vine a Londres a buscar a mi mamá, que viajó desde Argentina, con la idea de recorrer varios países como Polonia, Grecia, Austria, Italia y España. Ella llegó el jueves 12 de marzo y al día siguiente comenzaron a cancelarse la mayoría de los vuelos debido a la gran cantidad de casos de coronavirus que se registraron en Londres en un solo día”, explicó Sergio en diálogo exclusivo con El Litoral. “Al principio fue una sensación de desesperación porque se cancelaban todos los vuelos sin mayor información ni posibilidad de cambiarlos. Al ver la situación más difícil por la que atravesaban otros países como España y Francia, tomamos la decisión de quedarnos en un hostel de Londres hasta que podamos salir”, narró el joven correntino.

Travesía e incertidumbre
Tras la cancelación de los vuelos y la imposibilidad de poder salir a otra zona segura, los correntinos varados decidieron acudir al consulado argentino. “Como hasta ese viernes 13 de marzo Inglaterra no cerró sus fronteras ni endureció medidas contra el coronavirus, era considerado un lugar más seguro y tranquilo que otros países de Europa, por lo que no sólo llegaron más argentinos provenientes del continente europeo, sino también ciudadanos de todas partes del mundo buscando la forma de volver a sus países. Nosotros acudimos al consulado donde llegó a haber más de 400 argentinos completando sus datos en planillas y esperando algún tipo de precisión sobre vuelos”, narró Sergio.
“Era imposible estar en ese lugar tan abarrotado y sin respuestas, por lo que tuvimos que quedarnos unos 7 días en uno de los hosteles que todavía permitían el ingreso de personas. Fueron un par de días de incertidumbre yendo y viniendo al consulado a tratar de encontrar ayuda, de vuelos muy costosos que se cancelaban a cada rato y precios muy elevados porque la libra esterlina vale más que el euro, por lo que toda la plata de las vacaciones se fue yendo de a poco a medida que pasaban los días”, detalló.

Corrientes te va a ayudar
Reza una frase popular que ante las peores adversidades los correntinos y las correntinas son quienes acuden en primer lugar para tender una mano solidaria y ayudar a quien más lo necesite, aún a la distancia y en el medio de una de las crisis sanitarias más grandes de la contemporaneidad. “Una de mis hermanas que vive en Corrientes, se puso en contacto con una conocida que era profesora de inglés y que vive en Londres. Ella se comunicó inmediatamente con nosotros cuando se enteró de cómo estábamos y junto con su familia nos invitaron a quedarnos en su casa hasta que podamos solucionar el traslado”, expresó el correntino.
Lorena Luque, es oriunda de Mburucuyá, reside junto con su familia en Wallington, una ciudad ubicada a poco más de 15 kilómetros de Londres, y recibió con sus brazos abiertos a Sergio y su mamá. “No tenemos forma de agradecer el gran gesto de Lorena y su familia por alojarnos. Es como se dice habitualmente: cuando estás lejos y en las malas, se nota más la solidaridad de los correntinos”, señaló Sergio vía Whatsapp con un tono de orgullo en su voz al mencionar su tierra natal.
“Por suerte los argentinos son solidarios: cuando estuvimos en la embajada muchos argentinos que viven en Londres se acercaron o pusieron en contacto con quienes estábamos desesperados buscando una solución, para ofrecernos un lugar en sus casas o algo de dinero para poder aguantar unos días por lo menos”, agregó.

Escenario de película
La capital inglesa, conocida por ser uno de los centros turísticos más atractivos del mundo, desde la óptica del correntino hoy refleja una postal muy diferente de la habitual. “Si bien acá la cuarentena dispuesta por el gobierno británico es voluntaria, la gente empezó a tomar conciencia esta semana y se quedan en sus casas. Sólo circulan los self-employed o empleados de medio tiempo que realizan los mandados por las calles y casi nadie más; hay muy pocos trenes y colectivos funcionando y estrictos controles en las calles. Es una postal parecida a la película “Soy leyenda” de Will Smith cuando las ciudades quedaron desoladas”, describió con humor la actualidad de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo que por causa del covid-19 ahora se encuentra prácticamente vacía.

El regreso a casa
Una de las principales preocupaciones de Sergio será el regreso de su madre hasta la Argentina debido a la complicada situación geopolítica internacional causada por el coronavirus. “Estamos viendo la manera de que mi mamá pueda regresar a la Argentina porque se encuentra en el grupo de riesgo y no sabemos hasta cuándo va a tener sus medicinas. Con mi papá y mis hermanas, que están en Corrientes, estamos constantemente en contacto y atentos a los vuelos que puedan salir la próxima semana hacia San Pablo y luego a Ezeiza por aerolíneas privadas, pero esta es una situación que va cambiando día a día”, explicó.
“La intención es que pueda volver a la Argentina a cumplir con el protocolo de aislamiento y los controles necesarios con mi familia. Yo debo regresar a Stuttgart a cumplir la cuarentena de manera estricta, pero vamos a ir viendo día a día cómo sigue esta situación tan compleja”, manifestó Sergio. 

Fuente: El Litoral (Corrientes)

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

¿Como volver a inscribirse en el IFE el 22 de Mayo? Pre Inscripcion ANSES

Los artículos firmados con créditos de otros sitios no expresan necesariamente la opinión de este sitio web, lo cual hace que este medio no se responsabilice por notas difundidas por otros portales. Aural FM 88.3 MHz - www.auralenvivo.com autoriza la reproducción de sus notas sólo si se cita la fuente.